botox

Cuanto más reímos, sonreímos o elevamos nuestras cejas, más profundas se hacen nuestras líneas faciales. El Botox es una manera rápida y sencilla para que hombres y mujeres vuelvan atrás el tiempo y reduzcan las líneas faciales.

Las inyecciones de Botox® cosmético ayudan a reducir las líneas faciales no deseadas al relajar los músculos de la cara, dándole al rostro una apariencia adorable y juvenil. Este procedimiento no quirúrgico es un tratamiento relativamente rápido, indoloro y duradero. ¡Empezarás a notar los resultados a los pocos días del tratamiento y puede seguir funcionando durante meses!

Para comprobar cuáles son las líneas de expresión que si desaparecerían no hay más que poner cara de enfado, reír o fruncir el ceño: las arrugas que aparecen si que pueden ser mitigadas con la infiltración de esta toxina. Además sirve también para elevar la cola de la ceja (la parte final), lo que mejora la caída de los párpados que se produce con la edad, como si fuera un pequeño lifting de la frente, consiguiendo que la mirada parezca más despierta.

Su infiltración es en el tercio superior del rostro, es decir, frente, entrecejo y parte superior de la ceja, además de las llamadas «patas de gallina»⁣.

¿Cuánto tiempo duran sus efectos? Una vez inyectada la toxina, el propio organismo se encarga de “reparar” ese daño, y comienza a generar nuevas terminaciones nerviosas para restablecer el contacto con el músculo. En general, se puede decir que los efectos desaparecen al cabo de cuatro a seis meses. A medida que se van repitiendo las aplicaciones, dado que el músculo se debilita por falta de uso, los efectos se prolongan cada vez más en el tiempo.

Solicitar Información

10 + 14 =

nuestro objetivo es mejorar tu calidad de vida

💬¿Necesitas ayuda?